!Las consecuencias de ser un aval!

Versión para impresión
Algún familiar o amigo te ha pedido que te conviertas en aval para un préstamo debido tu buen crédito. Los expertos te recomiendan que lo pienses dos veces antes de ponerte en esa posición.
0
Promedio: 5 (1 voto)

Agrega a Favoritos

Es probable que te pidan que ayudes con tu firma para pedir un préstamo alguno de tus familiares o amigos cercanos, debido a que eres una persona con buen crédito.

Los expertos recomiendan que entiendas exactamente en lo que te estas metiendo antes de firmar ese préstamo para el auto o la casa de alguien más.
Manuel Ramos, Analista Financiero dice, “Firmar como aval  significa ser responsable de una deuda que está siendo contratada por alguien más. En otras palabras, estas diciendo, ‘Yo soy responsable de pagar esa deuda  si aquella persona no hace sus pagos a tiempo  o no paga el balance de ese adeudo.’”

Antes de que lo hagas, recuerda que ambas partes necesitan entender el grado del compromiso y el riesgo que implica, para ti como aval, firmar cualquier documento.  
“Lo primero que una persona debe saber antes de firmar como aval es que esa persona es responsable de esa deuda en caso de que no pueda hacer el pago el primer prestamista. Ya sea los pagos mensuales y finalmente el balance de ese adeudo que ha contraído el primer prestatario,” explica Ramos.

Eso quiere decir que si estas pensando en ser el aval de alguien debes calcular los riesgos de la situación de una manera realista.

Antes de firmar para un préstamo de otra persona:

  • Asegúrate que esa persona pueda hacer los pagos
  • Obtén copias de todos los documentos importantes

“Cuando son prestamos donde existe un colateral como un automóvil, puede negociar los pagos que están atrasados. Pero a final de cuentas, van a recuperar el automóvil, lo van a rematar, lo van a vender y si lo venden por un precio que es menos a la deuda que se contrato  inicialmente en el préstamo. Es importante entender que esa diferencia tiene que ser pagada definitivamente por el primer prestatario, y si no lo hace, por la persona que es aval,” afirma Ramos.  

Puede resultar muy estresante para ti al hacerla de aval, en caso de que el que solicitó el préstamo no puede pagarlo.

“Cuando uno establece un contrato de financiamiento de cualquier índole, la institución prestataria va asegurarse que tienen todos los datos del primer prestatario como de la persona que esta como aval.  Aparte, se le va a notificar vía  correo y teléfono y va a tener toda la información para que en caso de que los pagos no se hagan a tiempo, obviamente el aval pueda seguir haciéndolos,” dice Ramos.   

Debes de entender que en cuanto el pago se encuentre en estado moroso, la agencia de colección, o un abogado, tiene la facultad de imputarte la deuda.

Si tu como aval no pagas la deuda, te conviertes en parte de la demanda y se puede implementar un embargo en tu contra para cobrase directamente de tu salario. 

“Lo primero que va a pasar si una persona no hace sus pagos a tiempo en cualquier contrato de financiamiento, es que va a dañarle su historial crediticio. También va a afectar el historial crediticio de la persona que es aval en ese contrato. También puede suceder que va a tener a la compañía de colección  sobre una persona para colectar ese capital. Van a tener una persona que le este llamando constantemente,” dice Ramos.  

“Otra de las cosas que puede ocurrir puede ser una demanda. Si usted no paga para quitar ese bien de su crédito, o reposeer ese bien material, o recolectar ese colateral que usted ha puesto bajo el contrato, esto puede pasar. Si una persona adquiere un préstamo, las posibilidades de que no vaya a pagar ese préstamo es el riesgo que siempre existe,” dice Ramos. 

Alternativas a convertirse en aval:

  • Dar el dinero como un regalo
  • Ayudarles a conseguir un préstamo seguro
  • Hacerles un préstamo de manera privada

“Yo creo que la primera alternativa seria decir ‘No puedo ser aval, pero lo que puedo hacer es apoyarte con cierta cantidad de dinero para que puedas comprar lo que necesitas,’” sugiere Ramos.

Si tienes problema al decir no, considera estás estadísticas.

“Hay una gran posibilidad de que el aval vaya a terminar siendo el cumplidor de ese contrato. Por cierto, hay un 80% de probabilidad de que esa persona  se convierta a final de cuentas en el pagador,” dice Ramos. 

Tips y Comentarios

Muestra solo: Comentarios Tips Comentarios y Tips

Ingresate o regístrate para votar
Ingresate o regístrate para denunciar abuso
Ingresate or regístrate para marcar como ofensivo
Ingresate o regístrate para comentar
Ingresate o regístrate para agrega a favoritos