Entrevistando al entrevistador

Versión para impresión
Una entrevista de trabajo es algo más que CONTESTAR a preguntas. Es una buena ocasión para PREGUNTAR. Y eso, demostrará tu interés por el trabajo. Nuestros expertos te dirán cómo hacerlo.

A menudo estamos acostumbrados a prepararnos para las preguntas que nos harán en una entrevista. ¿Pero qué dice de nosotros cuándo vamos a la entrevista con una lista de preguntas?

Leopoldo Calderas, Gerente de Man Power dice, “Bueno, lo importante es esa persona que viene a entrevistarse y que tiene preguntas. Lo que me está diciendo es que es una persona que tiene iniciativa. Que es una persona que quiere saber de la empresa.”

Si te presentas a la entrevista sin cualquier pregunta, podrías dejar una impresión desfavorable en el empleador.

Recuerda, que probablemente hay varios otros candidatos que van para el mismo trabajo. Estar bien preparado puede ayudarte a destacar.

Knechele Reed, Asesora de Colocación Permanente dice, “Esto le dice al empleador que no estás interesado en la posición, que no hiciste ninguna investigación sobre la compañía y lo mas importante, no muestra tu interés.”

Cómo haciendo preguntas es provechoso

 

  • Establece el flujo fácil de comunicación y conversación
  • Establece una relación con el empleador
  • Anima confianza

 

Hacer preguntas es provechoso para ti-como el entrevistado- porque esto probablemente te ayudara a sentirte cómodo a medida que comienzas a tener una conversación. Esto también ayudara a establecer una relación con el empleador, y ánima la confianza. El tipo de preguntas que tú haces da al empleador la posibilidad para aprender más sobre ti.

Las preguntas conductuales son comunes. Los entrevistadores tienden a preguntar sobre situaciones generales y como el entrevistado las manejaría.

“Esto nos dice acerca de su personalidad, acerca de sus conocimientos, y nos dice qué tipo de persona es la que está buscando trabajo,” dice Calderas.

Aquí está lo que debes tomar a consideración cuando piensas en preguntas eficaces las cuales puedes hacer durante tu entrevista.

Qué considerar cuando haces tu lista de preguntas

 

  • Ten por lo menos de tres a cuatro preguntas
  • Divide tus preguntas en dos categorías, preguntas de la compañía y preguntas del trabajo.
  • Haz preguntas sobre la compañía, sus valores, y su cultura
  • Pregunta al empleador que te de tres adjetivos que mejor describen a la persona correcta para este trabajo.
  • Pregunta sobre las responsabilidades de la posición
  • Haz preguntas sobre la misión y objetivos de la compañía
  • Pregunta que puedes hacer para tener éxito
  • Pregunta acerca de los empleados más sobresalientes de la empresa y que es lo que hacen para lograrlo para lograrlo

 

“Cuando se trata de una lista de preguntas, es conveniente que al menos tengas tres o cuatro preguntas. ¿Tienes tus preguntas de la compañía, la declaración de misión, valores, y la cultura de la compañía y luego tienes tus preguntas de trabajo, por ejemplo, cuales son las responsabilidades principales de esta posición? Yo les digo a todos mis candidatos que siempre pregunten, ¿Cuál es la misión de la compañía? ¿Cuáles son sus objetivos? Si tienen a alguien en esta posición actualmente, ¿qué hace su empleado en esa posición para ser exitoso?” explica Reed. “Otras de las cosas que ellos pueden hacer es indagar sobre la posición para que conozcan más sobre las responsabilidades de la compañía,” agrega Reed. Entonces ¿Qué puedes preguntarle al entrevistador que te ayudará a cimentar tu caso como la persona ideal para el trabajo?

Repite tus habilidades claves durante toda la entrevista. Elige uno o dos ejemplos de como has usado tus habilidades con éxito y compártelos con el entrevistador.

Un ejemplo es, preguntarle sobre sus preocupaciones acerca de que tú cumplas las responsabilidades de la posición, esa es una excelente pregunta.

“Al final de la entrevista pueden decir ‘¿Hay alguna razón por la que tú piensas que yo no soy la persona adecuada? y ¿Me podrías hacérmelo saber?’” dice Calderas. “Si ellos tienen realmente algunas objeciones, sólo basta ir a sus puntos fuertes. Por ejemplo, como mucha gente no está graduada esto podría ser una objeción y dicen, ‘Mi única preocupación es que usted no tiene una Licenciatura, pero la persona puede contestar, ‘Pero tengo experiencia de más de 20 años, de modo que eso equivale a más que sólo cuatro años de la educación. Usted comprende, tengo la experiencia,” sugiere Reed.

Estar en la hora y en el lugar perfecto… lo es todo. Hay algunas preguntas que deberían esperar a un tiempo más apropiado en el proceso de búsqueda de trabajo.

Preguntas que deberías evitar durante la primera entrevista

 

  • ¿Cuánto será mi sueldo?
  • ¿Me pagaran el tiempo de descanso?
  • ¿Cuánto tiempo de vacaciones me darán?
  • ¿Conseguiré una concesión de coche?
  • ¿Será pagado mi kilometraje?

 

“Hay que no empezar con “¿Y cuánto voy a ganar? y ¿Cuánto voy a tener de vacaciones, y cuánto me dan de bonos, y los días de fiesta se pagan, también?” Muchas de esas cosas ya van implícitas en ofertas de trabajo, sobre todo los trabajos de oficina,” sugiere Calderas. Estas preguntas deberían dejarse después que el empleador te haya hecho una oferta de trabajo. Esas son preguntas que puedes hacer durante la negociación de tu fase de oferta.

Evita errores que muchos otros hacen

Y evita errores que muchos otros hacen. Por ejemplo: Piensa en lo que dirás y como cerrarás tu entrevista. Sé confidente y establece contacto visual con el empleador. Haz una lista de lo que tendrás que traer contigo a la entrevista.

“El error más común que los candidatos hacen es no concluir y preguntar por la posición al final de entrevista. Muchos empleadores buscan que preguntes sobre la posición y esto muestra que estás interesado y algunas personas les asusta hacer esto. Mucha gente olvida traer una copia de sus referencias o una copia de su curriculum vitae. La gente asume que el entrevistador va a tener una copia frente de el,” explica Reed.

 Y finalmente, no te olvides de enviar al empleador una nota de agradecimiento por su tiempo e interés en ti. “Inmediatamente después de la entrevista deben mandar una carta de agradecimiento por la oportunidad que le dieron de tener la entrevista,” dice Calderas. “Yo siempre le recuerdo a la gente, estamos en una era electrónica. Puedes mandarlo por correo electrónico, o enviarlo en una carta y - si la entrevista fue ahí – pueden dejar una nota de agradecimiento con la recepcionista,” agrega Reed.

Ingresate o regístrate para votar
Ingresate o regístrate para denunciar abuso
Ingresate or regístrate para marcar como ofensivo
Ingresate o regístrate para comentar
Ingresate o regístrate para agrega a favoritos