Cómo negociar tu salario

Versión para impresión
Antes de hablar de dinero, haz tu tarea. ¡Conoce tu valor! ¿Cuál es el pago normal por ese tipo de trabajo? Nuestros expertos te dirán lo qué debes saber antes de negociar tu salario.

Leopoldo Calderas, Gerente en Man Power dice, “¿Por qué es importante hacer una investigación antes de tener una negociación y que ésta sea exitosa?  Es importante porque la información es poder.”
 
Si realmente quieres ganar lo que vales, debes de comenzar por investigar. Knechele Reed, Asesora de Colocación Permanente en Man Power dice, “La clave de la negociación es saber realmente lo que  mereces, y cuál es tu valor, cuando se trata de tu calificación para esa posición. También hay que saber cuál es el pago actual para esa posición.”
 
“Entonces, ahí es cuando la persona ya aplica y ya sabe cuánto está dispuesto a pagar ese entrevistador o esa compañía,” agrega Calderas.
 
Los calculadores de sueldo pueden ser usados para investigar tu valor tanto en el mercado regional como en el nacional. Pregúntate, ¿Cuál es mi valor en el mercado y en la industria en la que trabajo?
 
Luz Canino Baker, Directora de Control de Programas y Mercadotecnia en HACE dice, “Antes de que vayas a una entrevista, o cuando cambias de empleos, ya sea internamente o por fuera, deberías ya haber realizado tu investigación. Por lo que ya deberías haber entendido cual es el sueldo promedio para esa posición en particular.  Hay varios sitios que puedes visitar en el Internet, como Career Builder o Monster, donde ellos te muestran los sueldos.”
 
“Entonces, están estas herramientas.  Voy y busco, y si veo que de repente el rango está entre 40 y 70, ‘¡Ay, caray!  ¿Creo que yo puedo ganar más dinero?’ Entonces empieza la búsqueda,” agrega Calderas.
 
Recuerda que hay dos ecuaciones en una negociación, tú y el patrón. Así que ahora es el tiempo para conocer todo lo relacionado a la compañía en la que estas solicitando el empleo.
 
Investiga la empresa: Si puedes descubrir cuánto están pagando actualmente en la misma posición, esto te servirá de herramienta para negociar. Convive con la gente de tu industria y pregúntales cuánto ganan.
 
“Yo tengo que saber si la compañía a donde yo voy a trabajar es una compañía sólida,” dice Calderas.
 
“Si puedes averiguar cuánto les pagan a la gente en esa posición actualmente, eso es bueno porque así tendrás una mayor ventaja,” sugiere Reed. 
 
¿Cómo puedes usar la información y convertirla en una poderosa herramienta de negociación? Utiliza tu investigación para convencer al empleador de que tú eres la persona indicada para la posición.
 
Cómo utilizar tu investigación

  • Indica cuál es el salario comparable de la posición
  • También indica el sueldo que deseas ganar
  • Utilízalo para mostrar tus habilidades y experiencia para la posición

“Tu le dices a la persona, el patrón, yo sé cual es el sueldo actual. Esto es lo que pagan y esto es lo que busco. Sé lo que puedo traer a la mesa para su compañía y sé que estoy calificado para recibir los sueldos actuales,” dice Reed.
 
Hablando sobre sueldo
 
Algunos expertos también recomiendan no hablar sobre sueldo durante la primera entrevista.  La mayoría de los consejeros profesionales recomiendan nunca dar una cifra inicial, y hacer que  el empleador sea el primero en hablar del sueldo, aunque el o ella te lo pida. Recuerda, ellos te están haciendo una oferta. Deja que sea el empleador el que haga la primera oferta y después indica lo que deseas ganar.
 
Mayra Basteris, Orientadora Laboral en Women At Work dice, “La primera persona que debería de ofrecer la cantidad tiene que ser la compañía para que no pierdas durante la negociación. Por ejemplo, si te ofrecen el trabajo y te preguntan ¿Cuánto quieres ganar?  Nunca contestes con una cantidad. Le puedes decir, ‘Bueno, con la experiencia que tengo y con las estabilidades que traigo a esta compañía quiero una cantidad que sea justa. Cual es la cantidad que están pensando para ofrecer a la persona que obtenga este trabajo.”
 
Si hablas del salario antes de conocer las responsabilidades de la posición,  posiblemente no ganaras lo que realmente  mereces.
 
“Cuando ellos ya están listos para hacerte una oferta, es ahí cuando es el mejor momento para negociar. Ahí es cuando tu puedes decirles lo siguiente, ‘Me interesa el trabajo, sí, quiero tu trabajo, pero necesito ganar esto, ¿Me lo puedes ofrecer? Ya que tú sabes que yo te puedo proporcionar todo este bagaje de experiencia.  Dime, ¿Podemos negociar?’ Y adelante y se va obtener,” afirma Calderas.
 
Cuando uno va a una entrevista uno debe verse como un producto que se va a vender. ¡Es importante traer tu investigación cuando estés negociando para sostener los hechos!
 
“Si ellos están demasiado bajo, la mejor cosa por hacer es tener el conocimiento de tu investigación frente a ti y decir, este es el sueldo actual para una persona que es calificada como yo,” dice Calderas.
 
“Ellos no pueden criticarte por hacer tu investigación. Esto sólo muestra que serás un empleado muy dedicado. Yo siempre le digo a la gente, enfóquese a conseguir por lo menos cinco mil dólares, si usted está ganando actualmente $45,000 por lo menos quiere conseguir $50,000 en su nueva posición. Usted no va a querer ir para atrás, usted debe de querer una cierta clase de aumento,” dice Reed.
 
El hecho de tener ciertos beneficios, posiblemente te permita tener menos gastos a largo plazo.
 
Prepárate para ser flexible. Si no consigues el sueldo deseado, considera los beneficios y gratificaciones que la compañía te pueda ofrecer.
 
Aun si obtienes lo deseado, espera uno o dos días para asegurarte de que realmente eso es lo que quieres.
 
¿Pero cómo puedes darte cuenta si la compensación y los beneficios justifican las responsabilidades de tu trabajo?
 
Lo que puedes negociar

  • Salario
  • Beneficios
  • Comisiones
  • Incentivos
  • Horario flexible

“Por lo general, sí, la tendencia es considerar que entre más responsabilidades debería ser mayor el salario y esto es una tendencia en la industria.  Obviamente, no va ganar lo mismo un gerente de producción en una compañía de cien empleados, que un gerente de producción  en una compañía de cinco mil empleados en tres plantas. Es quizás el mismo título, pero son diferentes responsabilidades, y son mayores las responsabilidades,” explica Calderas.
 
Después de que hayas tenido éxito en la negociación, solo queda un último paso. La mayoría de las compañías te dan una carta de oferta. Si a ti, no te han dado una, pídeles que te hagan la oferta por escrito.
 
“Cuando hay una oferta de empleo, sí se debe de obtener algo por escrito, las palabras se las lleva el viento, ¡verdad! Y lo escrito ahí queda,” dice Calderas.

Tips y Comentarios

Muestra solo: Comentarios Tips Comentarios y Tips

Ingresate o regístrate para votar
Ingresate o regístrate para denunciar abuso
Ingresate or regístrate para marcar como ofensivo
Ingresate o regístrate para comentar
Ingresate o regístrate para agrega a favoritos